«Yo estoy en medio de vosotros como el que sirve» Lc. 22,27