Reliquia de Santa Teresa de Calcuta fue entregada a Fundación Las Rosas

El Santuario a María Santísima, de Fundación Las Rosas, alberga desde ahora un relicario con un trozo del hábito de Santa Teresa de Calcuta, que podrá ser venerado por los fieles.

Un hermoso regalo espiritual recibió el Santuario a María Santísima en la comuna de Independencia. La Congregación de las Misioneras de la Caridad -establecida por la Madre Teresa en 1950- autorizó el envío a la Fundación de un pequeño trozo del hábito de la Santa, con lo cual este lugar se convierte en uno de los pocos a nivel mundial, aparte de las casas de la Congregación, que posee un recuerdo sagrado de quien luchó por los más pobres, enfermos y marginados.

Hace unos días, dos Misioneras de la Caridad visitaron Fundación Las Rosas y acompañaron a los equipos directivos de los Hogares en su reunión mensual, entregándoles el profundo testimonio de amor y servicio de la Madre Teresa, además de presentar las reliquias de la Santa, que fueron traídas especialmente a la Iglesia del Santuario.

“La revelación que Jesús quiso hacer a través de la Madre Teresa es muy grande: que Él está agonizando por querer amarnos… ‘Muéstrales que yo les amo así como son, en su pobreza, en su pecado, porque si ellos vienen a mí yo les voy a cambiar'”, dijo la hermana María de Jesús. Asimismo, el padre Andrés Ariztía, Capellán de Fundación Las Rosas agradeció la posibilidad de escuchar los testimonios de ambas hermanas y nos invitó a vivirlos con la misma intensidad en nuestros Hogares. “Este regalo que se nos han traído hoy con las reliquias de Santa Teresa de Calcuta y el testimonio de quienes la conocieron, realmente guardémoslo en nuestro corazón, ya que tenemos una misión de profunda humanidad, de profundo sentido de Dios”, afirmó.

Santa Teresa de Calcuta

Teresa de Calcuta se convirtió en el ejemplo viviente de generosidad y humildad hacia los demás. Fue fundadora de las Misioneras de la Caridad y su objetivo siempre fue “ayudar al más pobre de los pobres”. Su nombre real era Agnes Gonxha Bojaxhiu, nació el 26 de agosto de 1910 en Uskub, Macedonia. A los doce años de edad decidió que su vocación sería ayudar a los demás y dedicarse a la vida religiosa. A los 18 años, cuando alcanzó la mayoría de edad, decidió embarcarse en un viaje a Dublín donde empezó a estudiar magisterio y se unió a la congregación de Nuestra Señora de Loreto y cambió su nombre a “Teresa”. Durante casi veinte años se dedicó a ser profesora, pero cuando se dio cuenta de la profunda pobreza de la India, decidió pedirle al Papa un permiso especial para abandonar la congregación de Nuestra Señora de Loreto y dedicarse a cuidar a los pobres que habitaban las calles, y en 1948 abrió su primer refugio.

En 1950, fundó las Misioneras de la Caridad. Ella y sus seguidoras cuidaban a los pobres que estaban en las calles de la India, sin importar su edad, su físico ni su religión. En 1964 abrió un refugio para leprosos, y hasta convenció al Papa para abrir un refugio para indigentes en el Vaticano. En 1979 ganó el Premio Nobel de la Paz. Unos días después de celebrar su 87 cumpleaños, la Madre Teresa tuvo que ser ingresada en un centro de cuidados intensivos de Calcuta, donde permaneció hasta que murió en septiembre de 1997.

Tras su muerte, fue beatificada por el Papa Juan Pablo II  y canonizada por el actual Papa Francisco, en 2016. El Hogar de Fundación Las Rosas en la Ciudad de Talcahuano, lleva su nombre: Hogar Santa Teresa de Calcuta.

Recommended Posts