Fundación Las Rosas camina junto a la Virgen Del Carmen

Una jornada de alegría, esperanza y fe vivió el pasado domingo 24 de septiembre la comunidad de Fundación Las Rosas, al participar una vez más en la tradicional Procesión de la Virgen del Carmen, Reina de Chile.

El encuentro estuvo presidido por el Arzobispo de Santiago, Cardenal Ricardo Ezzati, quien tuvo un especial gesto con la comitiva, entregando personalmente un saludo y bendición tanto a los adultos mayores, como a los colaboradores, voluntarios y familiares presentes.

Este año bajo el lema “En tus manos ponemos la visita de Francisco” la Iglesia de Santiago encomendó el viaje apostólico que el Santo Padre realizará en enero de 2018 a nuestro país, para que la Virgen del Carmen, como Madre del Cielo y Patrona de Chile, permita que la palabra del Papa Francisco llegue a todos los corazones que la quieran y necesiten escuchar.

El anda de la Sagrada Familia de Fundación Las Rosas -una de las cuatro andas que acompañan habitualmente a la Virgen del Carmen- estuvo encabezada por el Capellán, Padre Andrés Ariztía y el Gerente General de la Fundación, Edgardo Fuenzalida. La peregrinación comenzó en la Plaza de Armas, en las afueras de la Catedral Metropolitana y culminó en Plaza Bulnes, frente al Palacio de la Moneda, en un recorrido en el que la Patrona de Chile fue acompañada por más de 30 mil personas.

Esta actividad religiosa forma parte del sello institucional de Fundación Las Rosas y, por lo mismo, es una de las tradiciones más importantes y arraigadas en las que participa nuestra comunidad.

Historia

La procesión de la Virgen del Carmen es una de las manifestaciones religiosas más antiguas de la Iglesia Chilena y consiste en que cada último domingo de septiembre, con sol o lluvia; frío o calor, miles de chilenos llegan hasta la Catedral de Santiago a acompañar a la imagen de Virgen del Carmen que sale en andas desde la Parroquia el Sagrario hacia la Plaza de Armas y hace en un recorrido por las calles del centro de la capital.

De esta manera se representa cómo la Virgen, nuestra Madre, quiere estar presente en la vida de los chilenos y cómo los fieles se lo agradecemos y lo necesitamos. Por eso, familias completas, colegios, niños, jóvenes y personas mayores, bandas de colegios, grupos de ancianos, de las Fuerzas Armadas, diabladas, representantes de la Cruz Roja, etcétera, caminan orgullosos y fervorosos en procesión tras la Virgen engalanada o se colocan a lo largo de las veredas céntricas y rezan y cantan a nuestra Madre del Cielo. Es la fe viva del pueblo chileno que, dejando de lado divisiones políticas o económicas, se une en una fiesta común para rezar por la Patria.

La imagen que actualmente preside la procesión es la misma que hace más de 100 años y sólo fue sustituida en la festividad del año 2008 debido al atentado incendiario ocurrido el 18 de abril de ese mismo año y que la dañó enormemente. Mientras fue restaurada, se reemplazó por una antigua imagen de la Virgen del Carmen de la Iglesia de los Agustinos.

VER FOTOS: PROCESIÓN VIRGEN DEL CARMEN 2017

Recommended Posts
0