Compañía, afecto y presencia de Dios

Días inolvidables para sus vidas, de entrega, aprendizaje, crecimiento personal, pero sobretodo amor al prójimo vivieron las alumnas del Colegio Los Andes de Vitacura, tras convivir por tres días en distintos hogares de Fundación Las Rosas, en la comunas de La Florida, Recoleta, Independencia y El Bosque.

“Al principio me costó, sobre todo acercarme y hablar con ellos; pero poco a poco se fue abriendo mi mente y mi corazón y al final resultó una experiencia muy enriquecedora, que creo recordaré por mucho tiempo”, comentó una de las jóvenes participantes.

Las jóvenes de Enseñanza Media pudieron compartir desde primeras horas del día con los adultos mayores, acompañarlos en sus traslados, conversar con ellos, ayudarlos en su alimentación y colaborar en distintas tareas cotidianas. De esta forma, sintieron en carne propia tres máximas que iluminan el quehacer en los hogares: compañía, afecto y experiencia de Dios.

Recommended Posts
0