Recordamos a un buen Amigo de los Mayores

Enrique Vicuña Videla (1934 -2019) fue una persona muy respetada y generosa que se dedicó por completo a la causa de los adultos mayores más desprotegidos en Chile. Ex presidente del Directorio de Fundación Las Rosas y padrino del Hogar María Inmaculada de Casablanca, llegó como voluntario el año 1996, apoyando activamente a Monseñor Sergio Correa, en la realización de la misión institucional de acoger, cuidar, acompañar en la salud y llevar al encuentro con el Señor a los residentes.

Su experiencia profesional en importantes compañías nacionales y su pasión por servir, lo hicieron ir profundizando en su entrega y compromiso. Su tiempo y esfuerzo dedicado al servicio de los adultos mayores más desvalidos, significaron aportar al perfeccionamiento del trabajo de la Fundación, en las áreas administrativas y de comunicaciones, entre otras. Diseñó nuevas formas de incorporar a la sociedad civil a esta misión de servicio, a través del Programa Amigos, la Cena del Pavo Fraterno y dando forma al Área de Voluntariado.

Sabemos que todo el amor y servicio que entregó a tantos adultos mayores, tendrán ahora su premio en la Vida Eterna, y que serán los mismos residentes que ya han partido a la Casa del Padre, los que hablarán bien de él ante el Señor.

Unámonos en oración por su eterno descanso y acompañemos a su familia, en la confianza que nuestra Madre del Cielo, María Santísima, lo llevará al encuentro de Cristo Resucitado. «¡Yo soy la Resurrección y la Vida; quien cree en mí, aunque muera, vivirá!» (Jn 11,25).

Recent Posts