Lavado de Pies: hemos venido a servir

En una emotiva Misa, realizada en el Santuario de Fundación Las Rosas, en la comuna de Independencia, participamos del tradicional gesto de humildad que nos enseñó el Señor, lavando los pies de las personas mayores a quienes servimos de corazón.
 
“Porque os he dado ejemplo, para que también vosotros hagáis como yo he hecho con vosotros” (Jn 13, 15)
La jornada comenzó con una procesión por nuestra Casa Central en torno a la figura del Cristo Roto, que nos permitió acercarlo también a nuestros hogares. Luego, nuestro Capellán, Padre Andrés Ariztía, celebró la Santa Misa de la Cena del Señor con el signo del lavado de pies, invitándonos a vivir este gesto a través de la caridad: “En los pies de nuestros abuelos podemos contemplar a Cristo. A todos nos cuesta este gesto pero es impresionante, nos recuerda que nuestros egoísmos y comodidades tienen que ser destruidos en el corazón de cada uno de nosotros”.
 
“… el que quiera llegar a ser grande entre vosotros, será vuestro servidor, y el que quiera ser el primero entre vosotros, será esclavo de todos, que tampoco el Hijo del Hombre ha venido a ser servido si no a servir y a dar su vida como rescate por muchos.” (Mc 10, 43-45).
 
Nuestro Capellán también nos recordó que esta Eucaristía es la representación más grande del amor de Dios, pues nos demuestra que Jesús nos amó hasta el extremo mediante su pasión, muerte y resurrección.

“Al mirar al Cristo Roto, esta imagen tan conmovedora, uno debería reconocerse ahí, reconocer la huella de dolor, sangre y humillación que hemos dejado, nuestros pecados, y también reconocer ese amor que es más grande que la muerte”, agregó nuestro Capellán.

 
Recent Posts
0