No olvida a sus amigos | Carlos González – Residente Hogar de Chépica

Aunque tener Alzheimer lo lleva muchas veces a confundir la realidad, don Carlos (83) no ha perdido su maestría como peluquero, oficio que ejerció en el pueblo por más de 60 años. Él tampoco ha olvidado sus valores solidarios, pues cada día se da tiempo para cortar el pelo a alguna de las casi 100 personas mayores que viven en el Hogar Sagrados Corazones de Jesús y María de Fundación Las Rosas, en Chépica.
Recent Posts
0