Preguntas Frecuentes

años misericordia¿Por qué debemos peregrinar a los Templos Jubilares en este Año de la Misericordia?

La peregrinación es un “camino de conversión” de quien quiere recibir el perdón de Dios e iniciar una nueva vida marcada por la misericordia y la compasión hacia todos los seres humanos. Además, a través de la peregrinación podemos obtener Indulgencia Plenaria para nosotros mismos o para los difuntos.

 

años misericordia¿Qué es la Indulgencia Plenaria?

La Celebración del Año Santo lleva consigo el beneficio de la Indulgencia Plenaria, que es, tal como lo explica el Papa Francisco, una genuina experiencia de la misericordia de Dios, la cual va al encuentro de todos con el rostro del Padre que acoge y perdona, olvidando completamente el pecado cometido”.

 

años misericordia¿Cómo podemos recibir la Indulgencia Plenaria?

Podemos obtener la Indulgencia Plenaria para nosotros mismos o para las almas de los difuntos cada vez que visitemos el Santuario a María Santísima en peregrinación y participemos en alguna celebración sagrada, concluyendo con el rezo del Padre Nuestro, el Credo, invocaciones a la Santísima Virgen María y al Sagrado Corazón de Jesús, habiendo cumplido las siguientes condiciones:

1. Confesarnos debidamente.

2. Comulgar sacramentalmente en la celebración de la Santa Misa.

3. Rezar por las intenciones del Papa: un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria.

4. Seguir las estaciones asignadas.

5. Cruzar la Puerta Santa.

 

años misericordia¿Qué son las obras de misericordia espirituales y corporales?

Son acciones caritativas mediante las cuales ayudamos a nuestro prójimo en sus necesidades corporales y espirituales (cf. Is58, 6-7; Hb 13, 3). Instruir, aconsejar, consolar, confortar, son obras espirituales de misericordia, como también lo son perdonar y sufrir con paciencia. Las obras de misericordia corporales consisten especialmente en dar de comer al hambriento y de beber al sediento, dar techo a quien no lo tiene, vestir al desnudo, visitar a los enfermos y a los presos, enterrar a los muertos (cf Mt 25,31-46).

miseri

Comparte...Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Email this to someone