Con estímulos acústicos mientras se duerme buscan mejorar la memoria

11Investigadores observaron como el sonido de una cascada, por ejemplo, inducía el sueño profundo. Esto podría ser una alternativa a los fármacos para mejorar la salud cognitiva.

Utilizando estímulos acústicos suaves -como el sonido de una cascada o un río-, que sincronizaron con el ritmo de las ondas cerebrales, investigadores en Estados Unidos lograron mejorar significativamente el sueño profundo en un grupo de adultos mayores. Con ello, observaron que hubo una mejoría en su capacidad para recordar palabras.

“Esta podría ser una potencial herramienta terapéutica, innovadora, simple y segura, y que no requeriría de fármacos, para ayudar a mejorar la salud del cerebro y atenuar el deterioro normal de la memoria relacionado con la edad”, precisa la doctora Phyllis Zee, profesora de neurología de la Facultad de Medicina de la Universidad Northwestern, y una de las autoras de la investigación.

En estudios previos se ha visto que los sonidos agradables, y la música en particular, producen algún grado de estimulación de la memoria y facilitan la evocación de los recuerdos.

En este caso en particular, se trabajó con 13 voluntarios mayores de 60 años, quienes recibieron durante una noche estímulos acústicos mientras dormían. Además, antes de acostarse y al levantarse, fueron sometidos a pruebas de memoria.

Así se vio que la capacidad de recordar más información fue tres veces mayor que un grupo control que no recibió ningún tipo de estímulo sonoro.

“Aunque se trata de resultados muy preliminares, esto abre una línea de investigación interesante y confirma que el ciclo completo del sueño está relacionado con los procesos de consolidación de la memoria”, comenta la doctora Julia Santin, neuróloga y directora del Centro del Sueño de la Red de Salud UC Christus.

Para usar en casa

A partir de los 65 años, por un cambio fisiológico, se produce una disminución del llamado sueño profundo o de ondas lentas, que es fundamental para la consolidación de la memoria, explica la especialista.

En este trabajo se vio que el estímulo auditivo aumentaba el sueño de onda lenta, y “esto se relacionó con un grado de mejora de la memoria, lo que sugiere que el sueño de onda lenta sigue siendo importante para la memoria, incluso en la vejez”, dicen los autores del estudio, que aparece publicado hoy en la revista Frontiers in Human Neuroscience.

De allí que intervenciones de este tipo podrían ser útiles.

De todas formas, la doctora Nelly Papalambros, autora principal de la investigación, precisa que se necesitan estudios más amplios para confirmar la eficacia del método. “La idea es poder ofrecer esto para que las personas lo usen en casa”.

Fuente: El Mercurio

Comparte...Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Email this to someone

Mensaje...

banner-sidebar-contacto-prensa

banner-sidebar-soundcloud

Siguenos en Redes Sociales

facebook-sidebar twitter-sidebar youtube-sidebar