“Dios me reconforta y da paz” | Modesta Ovalle – Residente Hogar en Valdivia

Cuesta mucho sobreponerse a la partida de cuatro hijas, dos de ellas todavía bebés y otras dos ya adultas, pero ella lo ha logrado, gracias al acompañamiento espiritual que existe en el Hogar.

Según confiesa la señora Modesta Ovalle (92), el cariño y la Fe en Jesucristo que se infunden en el Hogar Padre Pío de Fundación Las Rosas, en Valdivia, han sido clave para ella, pues le han servido para salir adelante.

“Es muy duro sobrellevar ese tipo de pérdidas, pero al menos la compañía que uno tiene aquí, la oportunidad de pintar o de tejer -que me encanta- y la oración a Dios me mantienen tranquila, reconfortada y con fuerza para seguir”, dice doña Modesta, quien es reconocida por su simpatía y espíritu participativo en el Hogar.

Recent Posts
0