“Nos sorprendió la vitalidad y sabiduría de ellos”

Un distendido encuentro entre jóvenes y adultos mayores de Fundación Las Rosas, en Nancagua, demostró que levantar las barreras generacionales es posible, dando paso a una enriquecedora experiencia.

Resultó una tarde especial, tanto para los adultos mayores como para los jóvenes de la comunidad Centro Adicciones Renace, en la localidad de Nancagua. Hasta ahí llegaron de visita doce residentes, hombres y mujeres del Hogar Sagrados Corazones de Jesús y María de Fundación Las Rosas, en Chépica.

El encuentro fue muy enriquecedor para ambas generaciones, que compartieron anécdotas y conversaciones diversas, donde todos hablaron abiertamente de sus experiencias y visiones sobre la vida. Al final, también apareció una guitarra y con ella la música y las canciones. “Me sorprendí con la vitalidad de algunos abuelitos, su simpatía y especialmente con la tranquilidad y sabiduría que abordan muchos temas”, dijo uno de los jóvenes participantes.

Esta clase de reuniones buscan, además de promover el acercamiento entre los jóvenes con los mayores, valorar a todas las personas, especialmente aquellas muchas veces descartadas o no tomadas en cuenta por la sociedad. Además, forman parte de los talleres de terapia ocupacional y vinculación con el medio que se impulsan en algunos hogares de Fundación Las Rosas.

Recommended Posts
0