“Un país crece cuando todos tienen cabida”

Monseñor Ricardo Ezzati y su mensaje durante la misa por los 50 años de Fundación Las Rosas.

Con gran emoción y júbilo se realizó este jueves 22 de junio en la Catedral Metropolitana, la misa de agradecimiento por los 50 años de vida de Fundación Las Rosas. La ceremonia tuvo amplia respuesta por parte de la comunidad, que con gran alegría repletó el principal templo de la arquidiócesis capitalina.

“Una sociedad crece en la medida que construye una mesa donde todos tengan cabida; en especial, quienes más sufren, como es el caso de los adultos mayores que acoge Fundación Las Rosas”, expresó durante su homilía el Arzobispo de Santiago, Cardenal Ricardo Ezzati, quien hizo un llamado a mantener viva la memoria del país a través del respeto y cuidado de los adultos mayores más desvalidos.

En la Eucaristía también participaron el ex arzobispo de Santiago, Cardenal Francisco Javier Errázuriz; el Nuncio Apostólico en Chile, Monseñor Ivo Scapolo y el Capellán de Fundación Las Rosas, Padre Andrés Aristía. Además asistió el Director del Servicio Nacional del Adulto Mayor, Rubén Valenzuela.

Una rosa por cada hogar

Un momento especialmente emotivo se produjo cuando representantes de los abuelitos que residen en los hogares de la Fundación, entregaron una ofrenda, agradeciendo al Señor por todo el cariño y atenciones que reciben día a día.

Asimismo, las distintas congregaciones y hermanas que viven permanentemente en los hogares -dando apoyo fraterno y espiritual a los residentes-, depositaron en el altar una rosa por cada uno de los 30 hogares que mantiene la institución a lo largo del país.

Durante el ofertorio se entregaron además el estandarte de Fundación Las Rosas, así como las pecheras blancas que utilizan los colaboradores, con los lemas: “Cristo sirve a Cristo” y “Los cuidamos para siempre”.

Al finalizar la ceremonia, cientos de pequeñas banderas con el logo de Fundación Las Rosas fueron enarboladas por quienes asistieron a la Catedral; entre ellos, cuidadoras, Damas de Blanco, padrinos, amigos, colaboradores y voluntarios de esta obra. “Todos ustedes son miembros de una Iglesia misionera que con esta obra también evangeliza”, les recordó Monseñor Ezzati, pidiendo al Señor su bendición para que el trabajo solidario de Fundación Las Rosas, en pro de los adultos mayores más vulnerables del país, se mantenga por muchos años más.

Recent Posts
0