“Tiempo de tranquilidad” | Blanca Contreras. Residente

A sus 94 años BLANCA CONTRERAS resume su estadía en el Hogar con una palabra: tranquilidad. Le entristece la ausencia de sus familiares, pero al mismo tiempo se alegra de que ganó muchos hermanos en la que ahora siente como su nueva familia. Es muy “quitada de bulla”, nos comenta, y goza el “día de la lotería”, que frecuenta infaltable y puntual todos los jueves. “Como mi memoria falla a veces –relata con dulzura–, ando preguntando si es jueves. Nunca gano, pero me encanta compartir con mis amigas, especialmente con Adriana, mi compañera de cuarto”. Mientras conversamos repican las campanas llamando al rezo del Rosario. Blanca se levanta con una agilidad insospechada y pregunta por su andadera, mira al cielo y cambiando el tono de voz musita con suavidad: “Qué bonito es encontrarse con Dios”. La oración es su fuerza, la oración es su vida. Es el camino real para una compresión de la vida según el espíritu y una prodigiosa misión para los ancianos.

Recent Posts
0